Tabarelli

HISTORIA

La empresa Tabarelli spa nace en los años 30 como empresa familiar fabricante de hornos para el secado de capullos de seda y cereales. Con la experiencia adquirida, aplicada sobre todo en el sector agrícola, se dedicó a la fabricación de sistemas de riego, tanques para líquidos y, a mediados de la década de los cincuenta, los primeros cargadores autopropulsados para la agricultura.

Cuando, a comienzos de los años sesenta, el mercado manifestó la necesidad de máquinas para mover metales y chatarra, la empresa Tabarelli construyó, en 1961, el primer cargador de carretera con pulpo para esta finalidad. En esa época se construyeron las primeras máquinas, que utilizaban muchos componentes derivados de máquinas de carretera, sobre todo en lo que se refiere a la transmisión y a los órganos vinculados a la misma.

Si bien con las limitaciones debidas al hecho de que había que adaptarlas a un uso distinto al previsto, las soluciones desarrolladas se dirigieron siempre a obtener funcionalidad, fortaleza y fiabilidad para el trabajo que las máquinas tenían que realizar. Cuando no se encontraban componentes nuevos o reciclados de características adecuadas, se construían expresamente, aportando moldes para fundición y ciclos de elaboración específicos.

De ahí se pasó a desarrollar las máquinas tratando de aumentar cada vez más las prestaciones, adoptando componentes comerciales expresamente diseñados, recurriendo a proveedores y colaboradores especializados, a fin de ofrecer máquinas a la altura de los tiempos con el mejor compromiso posible entre nuevas soluciones y garantías de fiabilidad. También se diseñaron y construyeron modelos con otras finalidades, como camiones grúa, excavadoras, cargadores de madera, estaciones fijas.

VISIÓN

A partir de finales de los años sesenta, la fabricación de cargadores se complementó con la construcción de prensas para chatarra por parte de la empresa Idromec, fundada expresamente para ello.

Actualmente la producción comprende máquinas con pesos que van de 10 a 45 ton y potencias de 80 a 300 hp, que incorporan los dispositivos electromecánicos más modernos en lo que se refiere a motores y gestión del sistema hidráulico para conseguir la mayor precisión y manejabilidad.

PROPUESTA

El diseño y desarrollo de nuevas soluciones se han puesto al día además sacando partido de las potencialidades que ofrecen los instrumentos de cálculo y de diseño computarizado, así como de los nuevos materiales de alta resistencia, todo ello con la finalidad de ofrecer máquinas con unas prestaciones, fiabilidad y garantías de eficiencia siempre mejores.

¿Necesita ayuda ?
Póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre el servicio y las ventas!